Editorial 203

Publicado el 19 Marzo 2010
Visto: 953

Una vez más, el país ha demostrado que vive en una absoluta normalidad 
democrática.
En los procesos electorales que acabamos de vivir, en varios 
estados de la República, los distintos actores políticos se comportaron 
con gran responsabilidad: los partidos se mostraron tan respetuosos con
 sus contrincantes que hasta se prestaron y cambalachearon candidatos; la 
delincuencia organizada demostró una vez más lo bien organizada que está;
 el espionaje político dio muestra de su eficacia; las alianzas –llamadas 
contranatura– confirmaron que la verdadera naturaleza de los partidos es
 ganar "haiga sido como haiga sido". 

En suma, México demostró nuevamente que hemos pasado del "sí se puede" al
 "todo se puede".

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca