Editorial 308

Publicado el 01 Agosto 2014
Visto: 5186

Finalmente, luego de décadas de espera, por fin se concretó la ansiada expropiación petrolera y el oro negro regresará a manos de sus legítimos dueños: la Shell, la Exxon, la Mobil Oil y demás bola de chevrones. 

Los diputados y senadores lograron dar un nuevo significado al término "servidumbre" y de paso rescataron a PEMEX de los pasivos laborales, que tendremos que pagar entre todos los mexicanos. Lo único que nos consuela es nomás faltan como cincuenta años para que terminemos de pagar el FOBAPROA...

 

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca