Editorial 317

Publicado el 04 Diciembre 2014
Visto: 2999

 

 

Como bien afirmó el secretario de Seguridad Pública del DF, en las recientes movilizaciones que exigen la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, la policía capitalina ha actuado con gran gallardía. 

Se necesita gran entereza para macanear señoras y un enorme donaire para apalear inocentes.

¡Ya estamos cansados de ver a violentos ciudadanos atentar con sus cabezas contra los escudos de los granaderos!

¡Ya basta de radicales prendiendo fuego a monigotes con la cara de Peña! ¿No ven acaso que ese monigote es más inteligente y más valioso que el Peña original? 

 

Afortunadamente, la policía del DF seguirá aplicando la ley, le haiga gustado a quien le haiga gustado.