Editorial 332

Publicado el 02 Julio 2015
Visto: 2406

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El diagnóstico fue preciso, oportuno y positivo. Sólo había que extirpar esa parte del sistema que ya no resultaba operativa, que demandaba demasiada atención y energía y amenazaba con estallar. La remoción fue exitosa y el organismo se salvó de entrar en decadencia, de poner en riesgo su existencia o terminar al borde de la muerte.

Así es: las reformas estructurales llegaron a tiempo, con lo que los recursos energéticos, hídricos, humanos, financieros, –todo- se extirpará y desmantelará a su debido tiempo, para que el gran orden siga su agenda. 

No importa si a los gerentes temporales de la riqueza nacional, les aqueje alguna enfermedad que implique pasarlo a cuchillo y tengan que quedar inconscientes, o incapacitados para gobernar algunas horas por la anestesia general… El rumbo no se pierde, eso es lo de menos. El camino saludable que la nación debe seguir, está trazado.

Por eso, en El Chamuco seguimos aquel buen consejo bíblico que aconseja que si una parte de tu cuerpo de hace pecar, te la arranques y la arrojes lejos. Como prueba, baste la sección de exorcismos que traemos para usted, en este ejemplar, para mayor gloria de Dios, amén. 

 

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca