Editorial 347

Publicado el 21 Enero 2016
Visto: 1927

 

Cuando nos dijeron que la visita del Papa Francisco a Chiapas era para tender puentes, nos alegró mucho que exista otra iniciativa de infraestruchtur que trae algo más que maquinaria pesada para empujar a la modernidad a los naturales de la región, además de la de los gobiernos local y federal (pues este último, seguro está más ocupado dando los últimos detalles a la decoración del nuevo hangar presidencial). Y es que ya sabemos del aplastante poder colonizador de la religión, para que los indios, los cocodrilos y cualquier bicho de manglar se meta en el redil de la fe, la docilidad y la entrega de los bienes nacionales en favor del progreso. 

A cambio, podemos recibirlo con las bonitas y pegajosas rolas pop y unas plateadas llaves de una ciudad, que ya no sabe ni cómo se llama, pero que también lo recibe con una alfombra muy diversa e incluyente. Pise fuerte y pase,

 

bienvenido sea, Su Santidad.

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca