Editorial 350

Publicado el 10 Marzo 2016
Visto: 1602

 

 

 

 

 

 

La elección de un candidato a presidente adquiere importancia, pues a ese sujeto se le encomendará, cuando ocupe el cargo al que aspira, que plante en la mesa del país vecino del sur numerosos planes, tratados comerciales, proyectos e intereses expansionistas que se puedan tener escondidos bajo la manga, para que sean firmados sin chistar por su homólogo latinoamericano.  

Eso, necesariamente sólo obedece a las elecciones norteamericanas en tiempos de guerra, porque, en tiempos de recesión, burbujas económicas peores que las de 2008 y cuando ya se han firmado tantos acuerdos, reformas energéticas, y entreguismo, lo que urge es levantar un muro frente a ese desfalcado patio trasero y negarle la entrada a todos los que acaban de explotar. 

 

El signo de los tiempos, es Donad Trump.

 

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca