Editorial 358

Publicado el 27 Julio 2016
Visto: 2141

 

 

 

 

 

 

Los días han volado y tras una fructífera negociación, por fin fueron develadas ideas de cómo debe ser el modelo que revolucionará el futuro de la educación. Por un lado, la CNTE pide un modelo que implique inventar una máquina del tiempo, que permita regresar al pasado a evitar los muertos y consecuencias de la reforma. 

No así para la secretaría de Gobernación, que impulsa un modelo un poco menos futurista: no se interesa tanto en la enseñanza del pasado sino en la libre cátedra. Y por eso ha estado dando cátedra sobre Historia reciente de México, con sendos despliegues de granaderos en los bloqueos de Tuxtla, sobre cómo mantener una vía de tránsito cerrada todavía más cerrada. 

Y como en todo México falta poco para que a nadie le importen estas cuestiones y todos nos dediquemos a cazar pokemones, El Chamuco les presenta su propio proyecto de Reforma Educatiba (sic), nomás para que se den un quemón.

El futuro del país está salvado. De nada. 

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca