Editorial 247

Publicado el 31 Marzo 2012
Visto: 650

 

“A toda capilita le llega su fiestecita y a toda democracita le llega su campañita”.

Florestín

 

Los plazos se han cumplido, las candidatas y candidatos para los puestos de elección popular han sido seleccionados por medio de los métodos más variopintos – encuestas de popularidad, dedazos democráticos, fraudes internos, negociaciones tumultuarias, etc.– , la ley electoral ha sido reformada y está siendo aplicada, las autoridades electorales han hecho su mejor esfuerzo por tratar de desenredar y entender dicha ley, los medios de comunicación electrónica han interpretado la ley electoral a medida de sus intereses económicos, los intereses económicos han utilizado a los medios de comunicación en la medida de sus intereses políticos, los operadores electorales ya calientan los tamales y el menudo para alimentar a las hordas de desposeídos que animarán los mítines y llenarán las urnas de votos y las hordas de desposeídos – dotadas de credencial de elector actualizada- están listas para darle su confianza y sufragio a quien les ofrezca más productos de primera necesidad. Ah, y los espots están grabados y listos para lapidar a la ciudadanía cautiva.Esto, señoras y señores, es democracia sin adjetivos y no chingaderas.

 

 

Editorial 246

Publicado el 17 Marzo 2012
Visto: 619

 

El 23 de marzo, día de la crucifixión del Luis Donaldo Colosio, arribará a esa tierra de libertad y progreso llamada Guanajuato, el Papa Juan Pablo seg… perdón, Benedicto XVI.

No nos cabe la menor duda de que la anhelada visita de Su Santidad Juan Pablo seg… Benedicto XVI, a unos días de que inicien las campañas electorales es una mera coincidencia y tampoco albergamos dudas acerca de la utilización de cuantiosos fondos públicos para su realización.

En estos tiempos de materialismo exacerbado, incredulidad y falta de fe, en que hasta los acarreados abandonan los estadios por falta de tortas y refrescos; tiempos de libertinaje y relajamiento, en los que hasta los sodomitas pueden contraer matrimonio y adoptar niños, y en que en algunos rincones del país la salud pública está por encima de la moral religiosa, la visita del Santo Padre contribuirá al progreso y el avance de las visiones más retrógradas y los grupos más retardatarios.

Sin embargo, los más emocionados con la visita de Juan Pablo seg… Benedicto XVI son, sin duda, las mexicanas y mexicanos que han logrado llegar con vida al último año del sexenio de nuestro señor Felipe Calderón, virgen y mártir incomprendido de la guerra santa contra el mal.

¡Bienvenido a México, Beatísimo Papa Juan Pablo Segundo!

 

Editorial 245

Publicado el 03 Marzo 2012
Visto: 3194

 

Los Imppunets son unas simpáticas marionetas de peluche blanquiazul, de boca grande, grande, cabeza muy pequeña y sumamente manipulables. Manejadas tras bambalinas por expertos titiriteros de los Estados Unidos, el Vaticano y el Triángulo Dorado, los Imppunets han sabido imponerse en el gusto del público durante 11 laaaaaaaaaaaaaaaargos años.

Su primer show, “¿Y yo por qué?” fue un hitazo en todo el bajío y se sigue representando en el teatrito del centro Fox. El segundo numerito de los Imppunets, “Haiga sido como haiga sido”, una hilarante comedia de enredos que nos ha hecho llorar de desesperación, fue todo un éxito de taquilla en Washington y en el FMI.

Su más reciente puesta en escena, Chaparrón y Josefina, será estrenada en los próximos días. Ocupen pues sus localidades y disfruten en la siguientes páginas del humorismo fino de tan entrañables personajes…

 

 

 

Editorial 244

Publicado el 17 Febrero 2012
Visto: 642

 

Panabis Índica

Los estupefacientes han sido utilizados desde tiempos inmemoriales en todas partes y, desgraciadamente, las malas yerbas siempre han proliferado en nuestro territorio.

La Panabis Índica, sin embargo, es un enervante sumamente tóxico que se puso de moda en México por ahí del 2000 y que ha causado severos estragos a la población que la ha consumido, por gusto o por la fuerza.

La Panabis Índica cuenta con algunas variedades más o menos fáciles de identificar: Panabis Índica Sancristobalensis (crece mucho y a lo pendejo), Panabis Índica Calderensis (también conocida como Panabis Méndiga, chaparra y robusta) y la Panabis Botoxis o Mota blanquiazul.

Diferentes en la forma pero iguales en el fondo, todas éstas causan paralización del aparato productivo, colapso del sistema educativo, disminución creciente del estado de bienestar, violencia generalizada, gastritis, depresión masiva, estupidización irreversible de los medios de comunicación, paranoia, influenza porcina, ansiedad, angustia y celos, propensión a los accidentes aéreos y en algunos casos (60 mil aproximadamente) puede causar la muerte.

Por eso, amigas y amigos… ¡Digan no a la Mota!

 

Editorial 243

Publicado el 03 Febrero 2012
Visto: 660

 

 

Me vendo,

¿quién pudiera comprarme,

quién pudiera pagarme

con un huesito o dos?

 

Los hombres

no saben apreciarme,

tampoco utilizarme

para la votación.

 

La vida,

la caprichosa vida

se transforma en mercado

cada que hay elección.

 

Me vendo,

¿tú no puedes comprarme?

¿Tú no puedes pagarme?

Buen descuento te doy.

 

Editorial 242

Publicado el 20 Enero 2012
Visto: 1155

 

El nacimiento de Quique

Por ahí del año 1966 de la era cuaternaria, nació en el bello y pintoresco poblado de Atracomulco el Bajo, un bello pequeñín, chapeado y rosado de sus partes, que recibió el nombre de Enrique del Sangrado Corazón del Erario de la Peña y Nieto de Carlos Hank.

Amamantado con las mieles del presupuesto, Quique se transformó en un apuesto mancebo, se afilió al PRI –aunque quienes aseguran que cuando nació, el nene ya traía su credencial del partido bajo el brazo– y ya más grandecito estudió la carrera de Literatura Universal en la Universidad Panamericana (Campus Atenco) y una maestría en Letras Inglesas y Náhuatl en el Harmon Hall de Tequizquiapan.

Se casó, enviudó, se volvió a casar en segundas nupcias con Televisa y ahora está a un paso de convertirse en presidente de la República, con el favor de Dios, de Elba Esther, de Emilio Azcárraga, de Carlos y Ricardo Salinas y de muchos otros prohombres que, de sólo mencionarlos, se nos nublan los ojos de lágrimas.

 ¡Alabado sea el señor de la casa!

 

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca