Editorial 223

Publicado el 01 Mayo 2011
Visto: 589

 

Editorial 222

Publicado el 17 Abril 2011
Visto: 599

A ver. Vamos a explicarle este asunto a los compañeros Telectuales, a ver si así le entienden: A la una, a las dos y a las...

 

Editorial 221

Publicado el 03 Abril 2011
Visto: 721

 

Editorial 220

Publicado el 20 Marzo 2011
Visto: 835

 

"Rápido y furioso" es el modo en que el gobierno de Felipe Calderón se ha puesto de pechito para que el Departamento de Estado norteamericano haga lo que se le pegue la gana en su patio trasero.


"Lento y pendejo" es el modo en que la cancillería mexicana ha respondido al intervencionismo estadunidense.


"Berrinchudo y torpe" es el nombre del operativo de Calderón para tratar de quitarse de encima al embajador Pascual.


"En chinga y encabronadamente" es la forma en que este país se está yendo al carajo.

 

Editorial 219

Publicado el 07 Marzo 2011
Visto: 597

 

Editorial 218

Publicado el 20 Febrero 2011
Visto: 1265

 

 

En cualquier país civilizado, la información sobre la salud del primer mandatario, asunto de claro interés público, está al alcance de cualquier persona que se moleste en solicitarla.

Nuestro país, el segundo más peligroso del mundo para ejercer la profesión periodística, no es un país civilizado evidentemente, y es por eso que no debería sorprendernos que Carmen Aristegui haya sido corrida de su noticiero por atreverse a solicitar información oficial acerca de un presunto problema de saluuuuuuuuuuud del inquilino de los Pinos.

No afirmó nada, solo preguntó, pero eso bastó para encender la mecha (corta, dicen por ahí) de Felipe Calderón, quien maniobró para que echaran a la calle a su némesis, con todo y sus comentaristas incómodos.

El gusto no le duró mucho, sin embargo. Gracias a la presión de miles de radioescuchas, a una intensa actividad en las redes sociales y a la solidaridad del gremio (con las esperadas excepciones de algunos patanes que aprovecharon la oportunidad para exhibir sus miserias y hacer el ridículo one more time), Carmen y su equipo fueron reinstalados y una batalla crucial en defensa de la libertad de expresión fue ganada.

Pero la lucha por nuestro derecho a la información continúa y la pregunta sigue en el aire: ¿Estaba borracho Calderón al tomar importantes decisiones que han llevado a México a la catástrofe, o ha destruido al país estando en sus cinco sentidos?

 

Comparte este artículo en redes:

¡Pásale a la tiendita! Dale click a alguno de los cajones de aquí abajo:

Librería Chamuca